Compartir en redes:

1. Describe el carisma de la ASE?.

La labor de Acción Social Empresarial es la de configurar, desde una perspectiva cristiana, la actividad del empresario y directivo de empresa e impregnar con la Doctrina Social de la Iglesia, las estructuras y comportamientos empresariales más adecuadas a un orden social más justo y humano. Ayuda a sus miembros a asumir sus responsabilidades sociales, a promover y difundir la Doctrina Social de la Iglesia y contribuir a la aplicación de la misma en el ámbito socio-empresarial. En definitiva, promueve un orden social más justo y humano dentro del entorno propio concorde con la DSI. Para ello, Acción Social Empresarial, da testimonio, personal y colectivo, de la fe cristiana a sus miembros y difunde y promueve la aplicación práctica de las Enseñanzas sociales de la Iglesia Católica, tanto en la empresa como en el ámbito de la vida económica y social. Desarrolla así, el sentido vocacional de la actividad del empresario y directivo de empresa, como una respuesta al llamamiento de Dios y como un servicio a nuestra sociedad, necesario, urgente, difícil e insustituible. La finalidad más importante de ASE es la de proporcionar un lugar de encuentro y de acompañamiento entre empresarios y directivos para trabajar sobre los comportamientos empresariales y con ello favorecer el que en la empresa sean posibles estructuras de convivencia comunitaria, en las que todos participen, empleados, directivos, clientes, proveedores, administraciones públicas, comunidades circundantes,  con arreglo a su función y a su competencia, respetándose la dignidad humana de todos y los derechos inalienables derivados de esa dignidad. Todos los principios y finalidades de ASE, se transmiten a través de las actividades llevadas a cabo, como son:
  • Almuerzos “Empresa, Fe y Valores”
Los almuerzos “Empresa, Fe y Valores”, pretenden hacer de los encuentros con grandes empresarios y directivos cristianos, una aportación más al aprendizaje a través de las experiencias personales y empresariales de los conferenciantes que, encuentro tras encuentro hacen de sus vivencias una lección de vida para los allí presentes.
  • Presentaciones de libros
Libros que esbozan en sus páginas una visión estratégica de la búsqueda del bien común, que tratan de ayudar a los empresarios a vivir conforme a la fe, a acompañarlos y alentarlos a vivir su condición empresarial dentro de la vida de la Iglesia conforme a su Doctrina Social.
  • Encuentro “En conversación con un empresario cristiano”
Estos encuentros fomentan la posibilidad de poder charlar, aprender y contrastar experiencias de cómo puede un empresario cristiano compaginar el día a día de su fe y su dedicación.
  • Foros de Reflexión y Oración de Empresarios y Directivos
En junio de 2016 dieron comienzo las reuniones de los Foros de Reflexión y Oración de Empresarios y Directivos de ASE, que han ido ampliando su número y presencia geográfica. A ejemplo del modelo francés de “les EDC – Entrepreneurs et Dirigeants Chrétiens” (“Empresarios y Dirigentes Cristianos”), con quienes compartimos documentos en relación al contenido y a la organización:
  • Las reuniones empiezan con una oración, turno de mesa de los participantes del grupo – en torno a 10 personas – y reflexión en equipo sobre un tema que sea de interés en el ámbito de la empresa, con frecuencia correspondiente a un reto de la vida del líder empresarial, propuesto rotatoriamente por los participantes.
Las reuniones se desarrollan en una fecha fija al mes, variando el día y semana según el grupo, y cuentan con una duración de 2 horas; se celebran principalmente en parroquias y está presente un consiliario.
  • Encuentro de miembros de Foros
Los encuentros de todos los miembros asistentes a los Foros de Reflexión y Oración de Empresarios y Directivos que ASE viene implementando, con un total de ocho grupos ya en activo y otros en formación, se convocan dos veces al año.
  • Desayunos coloquios
Los asistentes al desayuno, entre 45-50 personas previa inscripción, participan activamente en el coloquio, exponiendo sus distintos puntos de vista ante los análisis diferentes y complementarios de ponentes invitados que analizan documentos de distintas procedencias, relacionados con la empresa y la Doctrina Social de la Iglesia.
  • Almuerzo anual socios
Se trata de un almuerzo-reunión anual con un pastor de la Iglesia que permite a los asociados participar activamente en un encuentro de altura con una autoridad eclesial. En 2018 estuvo presente el Cardenal Mons. Osoro.

2. ¿Cómo surge? ¿Cuál es su historia? ¿Quién o quienes lo fundaron?

En septiembre de 1951, en el nº 1 de la revista Informaciones Sociales, publicada por Acción Social Patronal, actual ASE, fueron publicadas unas líneas, declaración de intenciones, donde decía: “Acción Social Patronal (…) pretende también realizar una labor de inteligencia práctica que traduzca al lenguaje concreto de cada actividad y cada relación, la Doctrina una y otra vez sentada por el Sumo Pontífice y por la Jerarquía de la Iglesia (…) su objetivo es la colaboración y el diálogo de todos los que sienten el peso de la responsabilidad del puesto que ocupan en la sociedad, y que saben que pretender desentenderse de los demás es caer en la forma menos inteligente del egoísmo y la más dañina para el mismo que pretende tal cosa”. Acción Social patronal creía en un Estado moderno, inteligente y facilitador: “ni el abstencionismo liberal, ni el estatismo a ultranza de nuestros tiempos” (Informaciones Sociales 1952). ASP se articuló en torno a una Comisión Nacional constituida por empresarios y delegados diocesanos, Mesa Directiva, que era el órgano ejecutivo. Con el tiempo se fueron conformando comisiones por cada diócesis. Creó el Servicio de Información, cuyo objetivo era conocer las realizaciones sociales de las empresas y sus problemáticas, y la Comisión de Estudios, constituida por empresarios y técnicos que con conocimientos para analizar los problemas de la economía empresarial y difundir sus resultados. En 1953 ASP se incorporó a UNIAPAC (Unión Internacional Cristiana de Dirigentes de Empresa). En tres años formaron comisiones en Santiago, Santander, Burgos, Valladolid, Madrid, Ciudad Real, Barcelona, Zaragoza, Bilbao, San Sebastián, Oviedo y Córdoba. ASP puso sobre la mesa posibles respuestas a las problemáticas empresariales del momento, como, por ejemplo, secretarías sociales en las empresas, donde se gestionaban los aspectos humanos de los trabajadores. La vivienda obrera, los salarios, la seguridad social y los problemas sociales del empresario agrícola, fueron otras problemáticas que abordó la asociación. Sus estudios del coste de la vida para una familia con dos hijos, fueron impulso y simiente para el establecimiento del salario mínimo obligatorio. La presentación en sociedad de la ASP vino de la mano, el 29 de abril de 1953, del cardenal de Tarragona, Benjamín de Arriba y Castro, en la Cámara Oficial de Comercio de Madrid. La primera Asamblea General de ASP tuvo lugar los días 26 y 27 de noviembre de 1954.

3. ¿Qué aporta ASE a la acción misionera de la Iglesia?

Hacer presentes los principios de la Doctrina Social de la Iglesia dentro de la vida económica de la sociedad, que parece se mueve solo por intereses, sin sujeción a principio alguno. Sus miembros buscarán que la riqueza generada con la actividad empresarial. Tenga reflejo en el pago de un salario justo, que permita la dignidad del trabajador, en el ofrecimiento de unos productos buenos, de calidad digna y precio razonable, productos o servicios que han de satisfacer necesidades reales, y en el respeto escrupuloso de sus obligaciones con los proveedores, la sociedad y el Estado. Y necesariamente buscando obtener rentabilidad, porque sin ella nada es posible, y que permita la sostenibilidad de la empresa. La vocación empresarial es perfectamente compatible con la fe cristiana. El empresario y el dirigente empresarial participan en la labor cocreadora de Dios. Ello exige al dirigente cristiano un continuo examen de conciencia entre lo que se puede y se debe de hacer. Por ello, en ASE, Acción Social Empresarial, asociación de empresarios y directivos cristianos, estamos comprometidos en la difusión de los principios de la DSI en la empresa y en el acompañamiento y asesoramiento de directivos y empresarios en el día a día de sus actividades.

4. ¿Cómo os estáis preparando para el próximo Congreso de Laicos de 2020? ¿Qué estáis haciendo?

ASE, participa activamente en todas las Jornadas de Delegados Diocesianos y Presidentes Nacionales de Apostolado Seglar, preparatorias del Congreso de Laicos 2020, donde comparte, aprende y da opinión. Tras estas jornadas comparte igualmente con el Consejo y transmite las conclusiones. ASE, difunde todos y cada uno de los comunicados, cartas e iniciativas que, desde la Secretaría de Apostolado Seglar nos llegan, a través de nuestra página web, de las redes sociales y directamente a nuestras bases de datos.

5. ¿Qué esperas del Congreso de Laicos 2020? Concreta alguna medida…

Confiamos en que el Congreso sirva para que los laicos, todos los laicos en general – y no solo grupos reducidos, como la propia ASE – se conciencien de la necesidad de participar de manera más comprometida en las actividades relativas a la difusión y plasmación de la Doctrina Social de la Iglesia en el mundo. Y que, de esa manera, el mensaje del Evangelio esté más presente en todos los ámbitos de la vida de la sociedad, ofreciendo la Iglesia una imagen creíble de su mensaje de amor fraterno.

Ficha Técnica

Acción Social Empresarial

Web: somosase.es
Correo electrónico: contacto@somosase.es
ut leo consequat. quis, luctus libero