Compartir en redes:

1. Describe el carisma de HHT

El carisma de las Hermandades del Trabajo como don del Espíritu que heredamos de nuestro fundador D. Abundio y un grupo de laicos trabajadores, tiene como destinatarios, o mejor como protagonistas, a los mismos trabajadores y sus ambientes. Nuestra tarea es luchar por la dignidad del trabajador, siendo solidarios con el Mundo Obrero y del Trabajo, hoy necesario en una sociedad llena de contravalores, donde lo que prima es el ganar por encima de todo y a costa de la dignidad misma del propio trabajador.

En el Ideario de HHT de los años cincuenta del pasado siglo, ya se vislumbraban aires del Concilio Vaticano II. Existe un paralelismo entre la doctrina del Papa actual y las Encíclicas sociales con el Ideario de HHT.

“Aspiramos a una mayor igualdad económica, social y cívica entre los trabajadores de todo el mundo” (Ideario HHT nº 38)

2. ¿Cómo surge? ¿Cuál es su historia? ¿Quién o quienes lo fundaron?

Surge en la postguerra, de la experiencia que Don Abundio vivió con pasión, en un barrio de Madrid y el dolor por las carencias de aquellas gentes. Este dolor le llevó a preocuparse por los trabajadores de aquel barrio de Entrevías, que después daría su fruto y se  extendería a  todos los sectores y gremios. Recorrió España desde Asturias, donde los mineros no tenían otro porvenir que la mina, hasta los astilleros del Sur, es decir, una expansión de las HHT  por toda España. Había que implicarse a fondo y después dar el salto a América. Los asalariados, los trabajadores manuales, la clase mas desprotegida eran sus preferidos. Ahora hubiera repetido con el Papa Francisco: Debemos “perseverar con renovado impulso para acercar el Evangelio al mundo del trabajo” y que “La causa principal de la pobreza es el sistema que eliminó a la persona del centro y colocó allí al dios dinero”

Historia

En el año 1944 D. Abundio fue nombrado Consiliario de toda la Acción Católica del Trabajo de Madrid y designado Asesor Provincial Eclesiástico de Sindicatos. Se matricula en la Escuela Oficial Social y promueve y extiende la iniciativa “La Voz de Cristo en las Empresas”.

HHT se crea en el año 1947.  Por Decreto de fecha 21 de diciembre de 1946, publicado en el Boletín Oficial del Obispado de Madrid-Alcalá el 1 de febrero de 1947, por el que se crea el Secretario Social Diocesano para promover y coordinar el apostolado entre los trabajadores.  En él se define a las Hermandades del Trabajo como Movimiento Apostólico Social de la Diócesis. El 16 de julio, el Señor Obispo Doctor Leopoldo Eijo y Garay firma el Decreto declarando a las Hermandades del Trabajo como primer instrumento de apostolado en los ambientes de trabajo.

En las Hermandades del Trabajo se pueden diferenciar tres etapas fundamentales:

  1. La forja de militantes, fundadores con D. Abundio
  2. La expansión de la Obra por España y América
  3. El compromiso social de los militantes

 

Fundación

Don Abundio García Román contó para la fundación de las Hermandades del Trabajo con un grupo de trabajadores laicos que supo transmitirles su inquietud y la tarea que tenían por delante: nada menos que evangelizar un Mundo del Trabajo al que habían robado el pan, la cultura y, lo que es más importante, le habían robado a Cristo, un trabajador como ellos y hasta renegaban de El. Entre estos trabajadores, los que llamamos de primera hora, se encuentran los militantes Mª Carmen Quiñones Asunción, y José Ramón Otero Pomares, ambos pertenecientes a las Federaciones del Instituto Nacional de Previsión y la RENFE respectivamente. A ellos les debemos la expansión de las Hermandades del Trabajo.

3. ¿Qué aporta HHT a la acción misionera de la Iglesia?

Después de haber vivido etapas de gloria, hoy estamos viviendo otra etapa que, por distintos motivos como los cambios sociales, laborales y de valores, son tiempos distintos, pero con grandes retos que nos impulsan a seguir en la brecha.

Nuestro Movimiento entre otros aporta:

– El compromiso de los militantes  que nace del bautismo nos lleva a participar en un Movimiento de la Iglesia que trata de asociar a los trabajadores y tener un lugar en  Ella mediante su pertenencia a Hermandades.

– Nuestro aporte hoy tiene que ser más humilde y testimonial, esto nos hace poner la esperanza en Dios y no en nuestras propias fuerzas.

– Nuestra misión y compromiso en los lugares de trabajo y allí donde se encuentran los trabajadores.

– La paridad en los cargos entre hombres y mujeres, con iguales derechos y obligaciones.

– La formación religiosa y profesional de los afiliados

 
4. ¿Cómo os estáis preparando para el próximo Congreso de Laicos de 2020? ¿Qué estáis haciendo?

– Con la participación en las Diócesis.

– Con la formación permanente de los militantes y sobre todo buscando caminos que den respuesta a los problemas de los trabajadores.

– Con la decisión de mantener una actitud en nuestras Hermandades de puertas abiertas a los trabajadores, ofreciendo las actividades y actos que llevamos a cabo y con actitud de escucha desde nuestra identidad y posibilidades.

– Con un proceso de discernir y estar abiertos a los cambios necesarios.

 
5. ¿Qué esperáis del Congreso de Laicos 2020? Concreta alguna medida…

– El inicio de una acción más coordinada entre los distintos grupos de la Iglesia.

– Poder llegar a los jóvenes y transmitirles los valores de la Doctrina Social de la Iglesia.

– Ideas para llevar a cabo el acompañamiento.

– La formación adecuada para asumir el protagonismo que se nos pide a los laicos.

Ficha Técnica

Movimientos de las Hermandades del Trabajo
Web: hermandadestrabajo.org
Correo electrónico: hermandadesdeltrabajonacional@gmail.com
Lema: «Unos por otros y Dios por todos»
non ipsum lectus sem, risus Aliquam ut luctus efficitur.